• mihogartienealma

ENCIMERA DE MADERA



Si echara una moneda en una hucha por cada vez que me preguntan la opinión sobre mis encimeras de madera estaría montada en el dólar... tanto no, pero un viajecito sí me podría hacer!!!


Pues bueno, le tenía ganas a este post, y por fin me he lanzado, me lo habéis pedido mucho y para eso abrí este blog: para ser sincera y contaros todo!!!


Esta cocina que véis era el salón de la casa. Sí, sí, el salón. Mi marido se encargó de toda la obra, pero eso lo dejamos para otro post que da para mucho. De esto hace ya unos 8 años. Cuando la empecé a visualizar en mi mente si algo tenía claro eran dos cosas: ENCIMERA DE MADERA y POZA DE PORCELANA (en otro post os contaré sobre este tema).


Escuché todo tipo de comentarios y opiniones, cómo no, pero yo suelo ir a mi aire siempre y si quiero algo, lo quiero y punto. No hay más. Sí que es cierto que leí y me informé mucho y de los contras procuré hacer balance y ver cómo no llegar a ver nada negativo en ella.


MIS PROS:


- Calidez.

- Estética.

- Económica.


Esos pros pesan mucho y era difícil que nada me hiciese cambiar de opinión, porque yo cerraba los ojos y la veía tan bonita que qué queréis que os diga, eso me nublaba la vista.


La pregunta del millón es: ¿La volverías a poner? Y la respuesta es: SÍ Y MIL VECES SÍ.



Ahora os contaré la realidad de lo que supone tener una encimera de madera y lo que yo hago para que siga perfecta después de casi 8 años (no me daban más de 2 años algunos... ¡gente de poca fe!). Trucos y consejos que harán que, aunque suponga un poquitín de esfuerzo, merezca la pena apostar por la madera en una encimera.


*Mientras cocines ve limpiando. Aunque esté tratada y sellada para que no sea porosa, yo prefiero no dejar que nada que cae esté mucho tiempo en contacto con la madera. Aquí podéis ver mi modelo de encimera.


*Para la zona de preparación yo opté por una tabla de cortar enorme del mismo color de la encimera y en ese lugar es donde más contacto hay con alimentos sólidos y líquidos. Pinchando aquí podréis ver la que tengo yo.


*Cada seis meses quito todo lo que tengo habitualmente en la encimera y la limpio bien con vinagre de limpiar (no hay ningún problema). Cuando está seca le pongo con una brocha un aceite protector para que selle y trate la madera y así dure más. Sí que es cierto que al principio se oscurece un poco, pero cuando se seca se vuelve a quedar igual que estaba. Hay que dejar secar unas 6-8 horas, así que ese día libramos de cocinar!!!


*Para su limpieza diaria uso un limpiador casero natural que la deja estupenda y no daña la madera. Si te quieres descargar la receta, lo puedes hacer aquí, además de natural es super económico y huele de maravilla.



Si seguís estos consejos, no os aseguro que se obren milagros, pero sí que os durará en perfecto estado más de lo que os imagináis y os harán creer. Confiad en vosotras mismas y daros el capricho de tener una encimera de madera natural.


Yo confesaré que una vez metí la pata... Me dejé una bolsa de basura pequeñita encima y tenía un roto, había algún líquido y éste salió y penetró en la madera; fueron muchas horas!!! No veáis el disgusto que me llevé!!! Pues bueno, no tuve que cambiarla... que de ser así habrían sido unos 120 €, no es un pastizal y es lo bueno que tiene, si la estropeas, es bastante viable poder poner una nueva. La solución fue lijar el trozo de la encimera estropeado y aplicarle el aceite de tratamiento del que os he hablado antes... guay no? Pues sí!!!


No sé vosotras, pero yo hasta me he vuelto a covencer mientras escribía este post... jajaja!!! En serio, amo la madera, y no me quería privar de tener una encimera así... me lancé y no puedo estar más feliz y orgullosa de haber arriesgado.


Y a vosotras... ¿os he convencido?


Mil besos.


#encimerademadera #encimeracocina

1,074 vistas